¿Cuál es el segundo pico más elevado del mundo? ¿Y la ciudad más elevada? ¿Y qué miedo podrías sentir allí arriba?

Para votar este post conéctate con Facebook Connect

Preguntarse cuál es el segundo pico más elevado del mundo es un poco tonto, lo asumo. Lo apropiado, acaso, sería preguntarse por el pico más elevado del mundo. Pero sospecho que la mayoría de vosotros ya sabéis cuál es el pico más elevado del mundo: el Everest. Preguntarse por el segundo pico más elevado, sin embargo, nos permite aprender un poco más sobre el Everest.

Porque el segundo pico más elevado del mundo… también es el Everest.

La cima principal del Everest es el punto más elevado sobre la superficie de la Tierra medido respecto al nivel del mar: nada menos que 8.850 metros hacia el cielo. La segunda montaña independiente es el K2, pero la profusión casi inapreciable de la cima sur del Everest está a 8.750 metros, que superan los 8.611 metros del K2 en casi 140 metros.

Así que, si somos precisos, el K2 es el tercer pico más elevado del mundo. Y no está en el Himalaya, sino en la cordillera Karakorum, cuya inicial le otorga al K2 su nombre, marcadamente funcional. Un nombre que fue puesto por el teniente Thomas Montgomerie (1830-1878).

Subáis a uno u otro pico, el miedo que os podría atenazar allí arriba es la llamada acrofobia, que es el miedo a las alturas, y que induce a quien la padece a agacharse o arrastrarse a cuatro patas, además de sufrir sudoración, temblores o palpitaciones.

Mucha gente confunde la acrofobia con el vértigo, que es un tipo de mareo que se caracteriza porque produce la sensación de estar en movimiento cuando, de hecho, se está quieto. Los que sufren acrofobia no tienen por qué sufrir vértigo, y viceversa. Y un bebé de seis meses ya es capaz de experimentar este miedo, o al menos cierta prudencia a los desniveles, tal y como demostraron en 1960 los psicólogos E. J. Gibson y R. D. Walk.

No todo el mundo tiene miedo a las alturas, pero, al parecer, la acrofobia es la segunda fobia humana más frecuente, tal y como podemos leer en el libro de A. Smith La mente. La primera es el miedo a hablar en público.

Si queréis hacer turismo de altura sin dudarlo tu destino ideal seria, La Rinconada, en Perú, donde encontramos la ciudad más alta del mundo (según la edición de mayo de 2003 de la revista National Geographic). Esta población situada en los Andes, junto a una mina de oro, y de unos 30.000 habitantes, se encuentra nada menos que ha 5.200 metros sobre el nivel del mar.

Bajo un sistema de trabajo conocido como cachorreo, los mineros de esta ciudad trabajan durante 30 días sin recibir nigún sueldo. El día número 31, entonces, los mineros pueden llevarse toda la mena que sean capaces de cargar sobre sus hombros. Si alguna mena contiene oro, ya es una cuestión de suerte.

Un lugar en el que es posible que sintáis el llamado Mal de montaña, llamado coloquialmente mal de altura, mal de páramo, soroche o apunamiento, y que es la falta de adaptación del organismo a la hipoxia (falta de oxígeno) de la altitud. Ocurre normalmente a partir de los 2.400 metros de altitud.

Existe un límite para la adaptación a la altura: los montañistas se refieren a las altitudes superiores a los 8.000 metros como la “zona de la muerte”, donde ningún cuerpo humano puede aclimatarse. A tal altitud, el cuerpo usa su abastecimiento de oxígeno más rápido de lo que lo puede reemplazar. El término “zona de la muerte” fue originalmente utilizado por el doctor Suizo Edouard Wyss-Dunant en su libro The Mountain World de 1952.

Fotos | Wikipedia | Hildegard Willer
En Diario del Viajero | Mal de altura: qué es, síntomas y consejos

Magazine – peru